Cables de encendido

Los cables de encendido se encargan de llevar la tensión (U) necesaria a la bujía procurando, en la medida de lo posible, que no se produzcan pérdidas. Para ello, y dependiendo de la construcción del vehículo, es necesario:

  • un distribuidor de encendido mecánico y tapa del distribuidor,
  • un módulo de encendido completamente electrónico,
  • un encendido semidirecto completamente electrónico o una bobina doble.

Dado que la tensión de encendido (U) es alta (de hasta 36.000 voltios), los cables de encendido deberán ser resistentes. La tensión de encendido no podrá atravesar en ningún caso el revestimiento y llegar a la masa del vehículo, porque de ser así podría dañarse el sistema de encendido.

Temas relacionados

  • Principios del funcionamiento: Los cables de encendido son mucho más que simples cables: tienen que cumplir una serie de requisitos concretos para poder cumplir su función correctamente.
  • Consejos para el montaje: A la hora de montarlos, hay que tener en cuenta una serie de aspectos importantes.
  • Diagnóstico: Los cables de encendido están sometidos a grandes cargas que pueden provocar daños o averías.
  • Secuencia de encendido: En el modelo clásico, una bobina de encendido central genera la alta tensión necesaria para encender la mezcla de aire y combustible.